RSS

El papel de la mujer en Aladdín

13 Nov

Para hablar de la película de Aladdín hay que entender las ideas que tenía Walt Disney, pues casi todas sus películas responden a unos mismos patrones.

Un estudio de los intelecuatles Dorfman y Mattelart, señala que hay que fijarse en la ausencia de familias completas. En Aladdín, aparece únicamente el padre de Jasmine. Con esto, se llega a la conclusión de que la eliminación del padre o la madre propicia, por una parte, rechazar la imagen de una infancia sexualizada y, por otro, la ausencia de relaciones de amor entre los miembros de una familia.

Respecto a Jasmine, su personaje de princesa corresponde a lo más puro y bello que hay en la adolescencia. Además, todos los personajes femeninos de las películas de Walt Disney están subordinados a los masculinos. Por ejemplo, Jasmine es para Aladdín el objeto de su deseo inmediato así como su ascenso social. La vida de Jasmine está prácticamente definida por los hombres y, finalmente, su felicidad está asegurada por Aladdín.

Walt Disney también recoge las diferencias entre clases y la importancia del dinero. Indagando por páginas web, me he topado con fragmentos en los que se refleja esta afirmación: cuando la princesa Jasmín, se escapa de palacio y le da una manzana a un niño hambriento, el vendedor le demanda el dinero en tono amenazador y ella responde: “Yo nunca llevo dinero encima”. Es como si se diera a entender que los poderosos no necesitan llevar dinero porque tienen demasiado.

Otro ejemplo es cuando Aladdín entra en la Cueva de las Maravillas. Aquí se le dice que no toque nada del tesoro. La interpretación que se le ha dado siempre es: debes resistir las tentaciones porque lo más valioso se esconde en el sitio más insospechado. Pero también podríamos interpretarlo como: las riquezas nunca serán tuyas, y a lo más que puedes aspirar es a los sueños (la lámpara maravillosa).

Además, se asocian los problemas con la falta de dinero. Esto se observa cuando Abú, le dice a Aladdín: “algún día las cosas cambiarán, seremos ricos, viviremos en un palacio y nuna más tendremos problemas”.

Por último, siguiendo con este tema del dinero, cuando el genio hace entrar a Aladdín de príncipe en la ciudad, la población le alaba y al tirar el protagonista monedas al suelo, la gente se abalanza ansiosamente a recogerlo. Esto demuestra que para Walt Disney, la movilidad de clases se consigue únicamente con dinero. El dinero es el Rey.

Por otro lado hay que hablar del villano Jafar que, como todos ellos, disponen de sus ecuaces, en este caso de Iago, su loro. Iago es su escudero y aliado y le hace el trabajo sucio. Además posee dos personalidades: por un lado, frente a la Corte y el público, se muestra como un simple loro; pero por otra parte, sufre una transforación cuando está en privado con Jafar, cambiándole la voz y su personalidad.

Finalizo con Iago, diciendo que es curioso como el ave y Jafar tienen las mismas reacciones y sus expresiones faciales son iguales. A continuación muestro unas imágenes que lo demuestran:

 

 

 

 

 

 

 

 
 

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: